Cómo buscar piso de alquiler en Alemania

Cómo buscar piso en Alemania

Buscar piso en Alemania es toda una odisea. Además de conocer los portales y publicaciones dónde encontrar las ofertas de alquiler, hay que saber el procedimiento y la documentación que se debe aportar para que no te descarten del proceso. Échale un vistazo a esta mini guía sobre cómo buscar un piso de alquiler en Alemania para conocer todos los detalles.

Terminología y abreviaturas

Antes de comenzar con la búsqueda de piso en alquiler en Alemania, conviene estar familiarizado con la terminología y las abreviaturas que aparecen en los anuncios. Las más comunes son:

Relacionados con el alquiler y los gastos:

  • Kaltmiete (KM): alquiler básico (sin Nebenkosten).
  • Warmmiete (WM): alquiler básico con gastos adicionales (con Nebenkosten).
  • Nebenkosten (NK): gastos adicionales al alquiler. Suelen incluir agua, calefacción, basuras y mantenimiento de las zonas comunes.
  • Betriebskosten (BK): gastos de comunidad.
  • Heizkosten (HK.): gastos de calefacción.
  • Miete: alquiler
  • Kaution (K / Kaut / KT): depósito.
  • Provision (Prov.): comisión que se le paga al agente inmobiliario.
  • zuzüglich (zzgl.): gastos no incluidos (internet o electricidad, por ejemplo).
  • inklusive (incl. / inkl.): incluidos.

Relacionados con el tipo de vivienda:

  • zu vermieten (zur Miete / z. verm.): en alquiler.
  • zum Kauf: en venta.
  • Nachmieter: inquilino que busca a otra persona que alquile el piso.
  • Wohnberechtigungsschein (WBS erford.): piso de protección oficial que requiere cumplir unos requisitos previos y aportar la documentación específica.
  • Wohnung (Whg): piso.
  • Apartment (App.): estudio.
  • Maisonette: dúplex.
  • Altbau (AB / Altb.): edificio antiguo, generalmente anterior a la Segunda Guerra Mundial.
  • Neubau: edificio de nueva construcción.
  • Dachgeschoss (DG): ático.
  • Erdgeschoss (EG): planta baja.
  • Obergeschoss(OB): planta (primera planta, segunda, tercera…).
  • Untergeschoss (UG): sótano.
  • Wohngemeinschaft (WG): piso compartido.
  • Mehrfamilienhaus (MFH): vivienda unifamiliar.

Relacionados con las características del piso:

  • möbliert (möbl.): amueblado/a.
  • teilmöbliert (teilmöbl.): semiamueblado/a.
  • renovierungsbedürftig (Ren.-bed.): necesita reforma
  • Renovierte: reformado.
  • Saniert: saneado / arreglado.
  • komplet saniert (kpl. san): totalmente renovado.
  • Wohnfläche (Wfl. / Wohnfl.): metros cuadrados reales.
  • Nutzfläche (Nfl.): metros cuadrados habitables o útiles.
  • Zimmer (Zi): habitación (sólo se cuentan los dormitorios y el salón).
  • Schlafzimmer (SZ): dormitorio
  • Abstellraum (AR.) / Abstellkammer (AK.): pequeño cuarto de almacenaje.
  • Toilette/ Gäste W.C. (Gä.-WC): baño para invitados con retrete y lavabo.
  • Einbauküche (EBK): cocina amueblada incluida en la vivienda.
  • Keller (Kel.): almacén del sótano.
  • Dachboden: trastero o buhardilla.
  • Balkon (Blk.): terraza.
  • Terrace (Terr.): patio.
  • Aufzug: ascensor.
  • Fahrrad Keller (F. Kel.) / Fahrradraum (F-Raum): cuarto para las bicicletas.
  • Tiefgarage (TG): garaje subterráneo.
  • Tierhaltung ((Tiere): admiten animales domésticos.
  • Nichtraucher (NR): no se permiten fumadores.

Aunque estas son las más utilizadas, existen otros muchos conceptos y abreviaturas relacionadas con el alquiler de pisos en Alemania. Puedes consultar este completo listado de Wikipedia.

Dónde buscar piso en Alemania

A la hora de buscar piso en Alemania hay tres principales opciones:

A través de páginas especializadas:

Puedes usarlas para encontrar viviendas completas, pisos compartidos o habitaciones:

A través de la prensa:

Aunque pueda parecer anticuado, en Alemania hay mucha gente que sigue optando por los anuncios por palabras para anunciar el alquiler de su vivienda. Puedes consultarla en los periódicos de tirada nacional pero, sobre todo, en la prensa local.

A través de una inmobiliaria:

Si no quieres complicarte a la hora de buscar piso en Alemania lo mejor es contratar los servicios de una inmobiliaria. Pese a ser la opción más cómoda, también es la más cara. Al firmar el contrato habrá que pagar lo que se conoce como Provision.

Cómo buscar piso en Alemania

Ahora que ya tenemos toda la información, podemos comenzar nuestra búsqueda de piso en Alemania. Si utilizas las páginas web, recuerda utilizar todos los filtros disponibles para afinar la búsqueda lo máximo posible.

Una vez que localicemos un piso que nos interese, contactareos por teléfono o mail (depende de la vía que especifique el anunciante) para explicar que estamos interesados en el piso y que queremos concertar una cita para visitarlo. Es probable que en ese mismo momento nos envíen un Mieterselbstauskunft, un documento estándar que deberemos rellenar con nuestros datos personales, con algunos sobre nuestro actual situación laboral y con otros relacionados con un aspecto más personal. En este último grupo aparecen preguntas sobre si se tienen o no mascotas, si se es fumador o si se tienen deudas. El documento se tiene enviar o dar en mano el día de la visita

A la hora de solicitar una cita para ver un piso en Alemania no pueden olvidarse los formalismos. Existen varios formatos de carta para enviar por mail:

Sehr geehrte Damen und Herren,

ich habe Ihr Angebot Nr. XXX (escribe el número de la oferta que aparece como Online-ID) auf der Seite Immowelt.de (o en la página que proceda) gesehen und interessiere mich sehr dafür. Bitte kontaktieren Sie mich, um einen Besichtigungstermin zu vereinbaren.

Mit freundlichen Grüßen,

Tu nombre y apellidos

La visita

Visitar un piso en Alemania se asemeja a acudir a una entrevista de trabajo. Durante uno o varios días, se cita a todas las personas interesadas en el piso. Dependiendo de la persona que organice la visita del piso, cada futuro inquilino lo verá sólo o acompañado de otros tantos candidatos.

Existen artículos sobre cómo mostrarse durante ese momento para ganar puntos frente al Makler (agente inmobiliario). Al igual que en la búsqueda de trabajo, lo mejor es que seas natural, que hagas las preguntas que sean necesarias y que cruces los dedos.

En ocasiones son los propios dueños los que enseñan las viviendas. Por eso, una primera impresión te hará destacar por encima de otros candidatos. Pero, al final, por muy bien que caigas, los que mandan son los números.

La presentación de documentos

Para alquilar un piso en Alemania deberás preparar un Bewerbungsmappe Mietvertrag, un dossier que incluye:

  • Personalausweis: Una fotocopia de tu pasaporte o tu DNI.
  • Einkommensnachweis: Una prueba de ingresos del último mes (una nómina o un extracto bancario).
  • Mietschuldenfreiheitsbescheinigung: un documento firmado por tu último casero en el que afirma que estás al día de tus pagos y que siempre los has realizado a tiempo.
  • Schufa Bonitätscheck: Un certificado expedido por este organismo en el que se indica si tienes algún tipo de morosidad o crédito pendiente. Se solicita de manera gratuita a través de su página web y, tras varios días, se recibe por correo postal. También puede obtenerse una copia a través del Postbank, que tarda menos tiempo que por carta.

Salvo que se indique lo contrario, uniremos todos los PDF en un único documento para facilitar su envío. ¡Y a esperar una respuesta!

Interesarse por el proceso

Si pasan los días y no hemos recibido ningún tipo de feedback sobre nuestra candidatura, podemos volver a contactar con la persona que nos mostró el piso. Las dudas más comunes giran en torno a la fecha en la que tomarán la decisión y el número de candidatos. La respuesta y la información que nos den depende, en muchos casos, de la amabilidad de dicha persona de contacto.

¡El piso es nuestro!

¡Genial! Por fin hemos encontrado piso en Alemania. Pero aún nos queda un poco más de papeleo.

Para empezar, nos harán entrega de un contrato de alquiler en el que se especificarán los datos básicos de la vivienda, el precio, cuándo hay que pagar las mensualidades y el Kaution o el número de llaves que se entrega.

La mayor parte de contratos de alquiler en Alemania incluyen, además, una serie de obligaciones por parte del arrendador. Las más habituales son las de la obligación mantener la casa en buen estado y realizar las tareas de mantenimiento que sean pertinentes (pintar las paredes cada dos años, por ejemplo).

También es usual encontrar un apartado sobre el horario de ruidos, la ventilación del piso o los cuidados específicos que requiere el inmueble (limpieza del suelo de madera, por ejemplo) o de las zonas comunitarias.

Al final del contrato figurará un inventario con las cosas que ya existen en el piso, como muebles de cocina, electrodomésticos o algunos accesorios como percheros o lámparas. Además, se verifica el estado de la vivienda y se anotan los desperfectos en el protocolo que se hace junto con la entrega de llaves.

Cuidado con los timos

El alquiler de viviendas en Alemania tampoco está a salvo de los timos. Los más frecuentes reclaman un pago por adelantado para poder reservar una cita y ver el piso. Haz caso a tu instinto y, si sospechas que lo que te están pidiendo no te convence, haz una breve búsqueda en Google para salir de dudas. A veces, basta con introducir el mail del remitente o el teléfono de contacto para encontrar múltiples denuncias sobre ofertas de vivienda fraudulentas.

Algunas FAQ

Buscar piso en Alemania es toda una odisea. Así que, es posible que te surjan mil dudas. Estas son algunas de las preguntas más frecuentes:

  • ¿Puedo alquilar piso sin estar en Alemania?

Poder se puede, aunque es complicado. Sobre todo si tienes que hacerlo en una ciudad o pueblo en la que no estén acostumbrados a tratar con extranjeros. Es muy raro que accedan a alquilarte un piso sin haberte visto en persona antes.

  • No hablo alemán, ¿cómo puedo buscar piso?

Si buscas piso en una ciudad metropolitana como Berlín, es más sencillo encontrar con agentes inmobiliarios o caseros que se defiendan en otro idioma. Pero si tienes que hacerlo en ciudades pequeñas o pueblos, lo mejor es que contrates a un agente de recolocación o una figura similar que haga de puente entre tú y la persona de contacto para ver el piso.

  • Como inquilino, ¿qué seguros debo contratar?

En Alemania existen múltiples opciones de seguros de responsabilidad. El Haftpflichtversicherung es obligartortio en la mayoría de los contratos de alquiler

  • ¿Quién limpia las zonas comunes?

En el contrato de alquiler se específica si la limpieza de las zonas comunitarias depende de los inquilinos o de una contrata externa.

  • ¿Quién se encarga del mantenimiento de la vivienda y de las reparaciones?

En las viviendas alemanas existe la figura del Hausmeister, una persona que hace pequeños arreglos en la vivienda o que se pone en contacto con el servicio de reparaciones que proceda.

  • ¿Cómo contrato los servicios básicos? Luz, agua, gas, internet, etc.

Podemos contratar la luz, el gas a través de la Stadtwerke o de compañías privadas, en cuyo caso se recomienda el uso de comparadores de tarifas como Check24, desde el que también se puede contratar la línea telefónica, Internet y otros servicios de telecomunicaciones y multimedia.

Generalmente, el servicio de agua corriente viene contemplado en el contrato de alquiler y su gasto figura en los Nebenkosten que desglosaba al comienzo de este post.

Descargar mini guía

¿Quieres tener toda la información a mano? Descarga la mini guía ‘Cómo buscar piso de alquiler en Alemania’ en formato PDF ¡completamente gratis!

Imagen destacada de Patrick Robert Doyle para Unsplash

Quizás te interese:

Deja un comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.